^

  • sp
  • en
  • ger
  • fra

Historia

 

 

 

Candea

Candea, en gallego, significa luz, llama, transparencia. Y la luz que va delante alumbra dos veces. De ahí salió la inspiración del nombre de Candea Industrias Plásticas, S.A., constituida el 7 de abril de 1965, como consecuencia de una iniciativa empresarial de Feliciano Barrera.


Los primeros pasos se dieron, con asesoramiento de socios italianos, en una pequeña nave en Torres de la Alameda, Madrid. En 1969 nos trasladamos al Polígono Industrial Lasagra, cerca de Toledo, nuestra actual ubicación; al principio en una nave de 1.500 m/2 y una única línea de extrusión monocapa; después, el crecimiento de la empresa y una decidida voluntad inversora conllevó la ampliación a una nave de 6.000 m/2 y la instalación de tres nuevas líneas coextrusoras multicapa, con moderna tecnología, además de diversas máquinas de inyección.

Gracias a nuestros recursos técnicos, a la preparación e implicación de nuestro equipo humano y la gran variedad de materiales, dimensiones, colores y acabados de los productos que podemos manufacturar, Candea ha alcanzado unos niveles de calidad y servicio que la sitúan como un referente en el sector y apuesta decididamente por un desarrollo tecnológico compatible con la protección del medio ambiente.